Aerolíneas dan pelea a precios de camión

El diferencial de precios se acortó, lo que hace que los clientes consideren el ahorro en tiempo; las aerolíneas regionales han intensificado la competencia por los viajeros nacionales.

CIUDAD DE MÉXICO — La aparición de aerolíneas regionales y de bajo costo representa un beneficio para los pasajeros, pues además de nuevas rutas, el diferencial de precios entre los boletos de avión y de autobús para un mismo destino ha comenzado a estrecharse.

Ahora los usuarios pueden adquirir un boleto para volar con una diferencia de precio que va de 30% a 40%, en comparación con el recorrido terrestre, y en el caso de las aerolíneas regionales el costo puede ser aún más económico, de acuerdo con analistas del sector.

Un ejemplo es un vuelo de Magnicharters de Monterrey-Mazatlán que tiene un costo de 1,677 pesos, cuando el autobús en Estrella Blanca alcanza los 1,134 pesos. Esa ruta en camión toma cerca de 10 horas, ocho y media horas más que en avión.

Otro ejemplo es la ruta Durango-Guadalajara que tiene un costo de 1,706 pesos en el vuelo sencillo por la aerolínea regional TAR, mientras el mismo destino en los camiones de ETN cuesta 1,025, un diferencial de 681. El recorrido en camión toma casi 7 horas, tres más que en avión y haciendo una escala.

El viaje Volaris de Puebla a Tijuana tiene un costo de 3,419 pesos; mientras que en autobús Estrella Blanca el traslado tiene un costo de 2,308, una diferencia de 1,111 pesos. La ruta terrestre toma un día y ocho horas, en cambio en avión el recorrido es de una hora con poco más de 30 minutos.

El analista del sector de Invex, Pablo Arizpe, comentó que el costo de oportunidad de pagar más dinero por un boleto de avión es el ahorro de varias horas de trayecto.

“Las aerolíneas tienen un agresivo plan de expansión y en precios están bajando todos, el foco rojo es el precio de la turbosina, pero en general la perspectiva se ve muy bien. El sector va a seguir creciendo si comparamos que el transporte terrestre creció solo 0.8% durante 2013, una cifra muy por debajo a la del transporte aeronáutico, el cual creció 4.6% en el mismo periodo”.

Con la crisis financiera del 2008, el sector aeronáutico sufrió una fuerte desaceleración, esto provocó que en agosto del 2010, Mexicana cerrara sus operaciones.

El cierre de ésta aerolínea abrió una gran oportunidad en el mercado, ayudando a que las aerolíneas de bajo costo como Volaris, Interjet y VivaAerobus -que debutó este año en el ranking de Las 500 empresas más importantes de México- abrieran nuevas rutas.

El analista del sector aeropuertos de Casa de Bolsa Banorte IXE, José Espitia, indicó que para este verano se prevé un crecimiento de pasajeros, pues en junio el tráfico de los tres grupos aeroportuarios mostró un crecimiento de 8.5% anual y los viajeros nacionales aumentaron 6.3% en el mes.

“La Asociación de Hoteles de Cancún prevé que se presente una ocupación por arriba del 90% para la temporada vacacional de verano. En los primeros 5 meses del año la ocupación hotelera se mantuvo estable, con aumento de 3 y 4 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2013, de modo que no hubo temporada baja”, indicó Espitia.

Las aerolíneas de regionales y de bajo costo están abriendo rutas no atendidas por aerolíneas de mayor tamaño, dejando un espacio en las rutas que pasan por la Ciudad de México, pues consideran que hay mucha demanda de vuelos en el Distrito Federal.

“Competimos en vuelos cortos de hora y media y estamos concentrados en regiones desatendidas como el Golfo, el Mar de Cortés, el Pacífico, donde no hay conectividad y queremos aprovechar esos nichos”, dijo Rodrigo Vazquez, director general de TAR.

Para competir con los aviones, las líneas de autobús están ofreciendo internet a bordo, servicio de cafetería, baños limpios y asientos reclinables para poder dormir.

No hay comentarios